Publicado en Deportes, Destacado, INTERNACIONAL.

La Sección Cuarta de la Sala en lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional confirmó este miércoles las sanciones impuestas por el Tribunal Económico Administrativo a Gerard Piqué.

Dictaminaron que el defensor deberá pagar a Hacienda 2,1 millones de euros en concepto de impuestos que no afrontó en los ejercicios 2008, 2009 y 2010.

Según esta resolución, simuló un contrato de derechos de imagen con una empresa de la que es accionista mayoritario. La sentencia, además, desestima el recurso que había interpuesto el propio Piqué contra una sentencia previa que lo condenaba por usar una empresa (Kerad Project) para tributar menos.

El impuesto de sociedades con un tipo del 30% en lugar de tributar como una persona física en el IRPF, lo que hubiera supuesto un gravamen del 45%.

El jugador argumentó, en primer lugar, que los había vendido a esa mercantil con la que tenía vinculación por «un precio totalmente irrisorio y fuera de la realidad», 3.000 euros, cuyo pago ni siquiera se había acreditado.

La Audiencia Nacional recuerda que ya el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña falló en mayo de 2018 ante un recurso de Kerad Project, que manifestaba que el contrato con Piqué era «nulo» y por tanto se debía excluir la base imponible del impuesto de sociedades de los rendimientos derivados de la explotación de los derechos de autor como rendimientos de la sociedad, así como de los gastos asociados a dicha explotación.

 

Agencias/Foto tomada de Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *