Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Indonesia devolverá basura a países desarrollados, al descubrir que los residuos estaban contaminados.

Indonesia enviará docenas de contenedores de basura de vuelta a países occidentales, tras descubrir que los residuos estaban contaminados con pañales usados, plásticos y otros materiales. Yakarta se suma a un creciente movimiento en el sureste asiático de países que se niegan a convertirse en el vertedero del mundo desarrollado.

Un total de 49 contenedores que están en el puerto de Batam, cerca de Singapur, serán devueltos a Australia, Estados Unidos, Francia, Alemania y Hong Kong, informó el Directorio General de Aduanas. Una inspección reveló que violaban las leyes locales sobre la importación de desechos peligrosos y tóxicos.

Por otro lado, el mes pasado llegaron de Australia otros ocho contenedores que en teoría tenían solo papel, pero resultaron llevar también pañales, botellas de plástico y envases, indicó Basuki Suryanto, responsable de aduanas en el puerto de Tanjung Perak, en Java Oriental.

«Resultó que en esos contenedores había desechos del hogar, latas, botellas de plástico, envases de aceite, artículos electrónicos usados, pañales usados y calzado usado. Por eso decidimos devolverlo al país de origen”, aseveró

China prohibió hace poco la importación de residuos plásticos, lo que hizo que se enviaran más al sureste asiático.

Suryanto dijo que la empresa indonesia que importó los desechos australianos al puerto en Java Oriental debe regresarlos al país de origen en 90 días. No se prevén otras sanciones, añadió.

El vocero del directorio, Deni Surjantiro, dijo que 49 contenedores a repatriar desde Batam estaban entre 65 contenedores de desechos inspeccionados en el puerto.

Malasia rechaza ser el basurero de los países desarrollados

El 28 de mayo, Malasia tomó una actitud similar, al anunciar que no sería “el basurero de los países desarrollados”.

Esas fueron las palabras de Yeo Bee Yin, ministra del medio ambiente en Malasia, ante múltiples contenedores de basura provenientes de países desarrollados como Estados Unidos, Reino Unido y Australia.

En conferencia de prensa, la funcionaria declaró que su país devolverá 3 mil toneladas de desechos plásticos que otros países exportaron de manera ilegal a Malasia, en contenedores etiquetados de manera distinta para engañar a los inspectores de aduanas.

En días anteriores, Malasia envió de regreso a España cinco contenedores de basura que las autoridades locales descubrieron en un puerto. Ahora buscan hacer lo mismo con los desechos plásticos provenientes de Estados Unidos, Japón, Francia, Australia, Nueva Zelanda y Canadá.

Otros países del sureste asiático, como Vietnam, Indonesia y Tailandia, buscan seguir el ejemplo de Malasia, hartos de los abusos cometidos por naciones del Primer Mundo.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, exigió a Canadá que reciba mil 500 toneladas de basura que exportó de manera ilegal entre 2014 y 2015. “Las Filipinas, como una nación soberana independiente, no puede ser tratada como basura por una nación extranjera,” declaró el vocero presidencial.

Canadá estuvo ignorando los reclamos de las Filipinas por años, hasta que recientemente el presidente Duterte amenazó al gobierno de Justin Trudeau con transportar la basura en barcos filipinos y tirarla en aguas canadienses.

Con información de Noticieros Televisa y AP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *