Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ciudad de México. – Un análisis criminal que la Procuraduría Capitalina realizó, permitió identificar las alcaldías, las colonias y las horas en las que se registran los asesinatos en la capital del país.

La dinámica de los grupos criminales que operan en la Ciudad cambió durante este primer semestre del año, el análisis criminal que la Procuraduría Capitalina realizó para entender la violencia exacerbada de este semestre permitió identificar las alcaldías, las colonias y sobre todo; los días y las horas en las que se registran los asesinatos en la capital del país.

Incluso, precisa que la mayoría de los eventos son “por ajustes de cuentas y la pelea por plazas de venta de droga, derivado del alto índice delictivo”.

Iztapalapa es la alcaldía más violenta, ahí se han contabilizado de diciembre de 2018 a mayo pasado un total de 184 víctimas de homicidios dolosos, el desglose revela que fueron 164 hombres por 20 mujeres, le sigue Gustavo A. Madero con un total de 131 asesinados, de los cuales 111 fueron hombres y 20 mujeres, el tercer lugar lo ocupa la alcaldía de Álvaro Obregón con 61 víctimas de las cuales, apenas cinco son femeninas.

De estas demarcaciones hay sectores donde la violencia se concentró, en Iztapalapa, por ejemplo, en las colonias Citlali y Lomas de San Lorenzo se registraron durante el periodo ya mencionado hasta ocho intervenciones policiacas por semana, mientras que en Gustavo A. Madero, la colonia Zona Escolar es la que más muertes registra, hasta cinco eventos por semana. El análisis criminológico reveló que en Iztapalapa se presentan los homicidios con mayor incidencia los domingos entre las 21:00 a las 00:00 horas, principalmente cuando se realizan estas, reuniones o eventos en las que destaca un “alto consumo de alcohol y drogas”.

Mientras en Gustavo A. Madero, la actividad criminal se concentra los jueves en un rango de las 21:00 a las 00:00 horas, aquí los eventos violentos se extienden hasta los nes de semana, cuando también se organizan estas, reuniones familiares o con sus amigos consumiendo drogas. En ambas demarcaciones, el estudio revela que estos eventos, ocurren por el llamado “ajuste de cuentas” entre grupos rivales que se disputan las calles de la Ciudad.

El estudio relaciona los asesinatos en las colonias Citlali y Lomas de San Lorenzo con la falta de vigilancia policiaca y las propias condiciones sociales del sector: “La colonia Citlalli colonia que por su ubicación geográfica y sus calles angostas con varias entradas y salidas, la falta de iluminación, facilita la comisión del hecho delictivo, además cuenta unidades habitacionales cuyas fachadas se encuentran plagadas de gratis”.

Referente a la Zona Escolar en la Gustavo A. Madero, destacan que “es una colonia muy poblada donde se tiene una colindancia con el Estado de México, haciendo de esta zona el paso para muchas personas, las cuales aprovechan la situación para cometer los homicidios a ciertas horas de la noche, ya que en el día hay mucho movimiento por parte de los pobladores, aumentando así el número de delitos de los catalogados como los de alto impacto”

Acusan falta de participación de alcaldes. Parte del mayor índice delictivo se da en las fronteras donde los homicidas pueden moverse de un lugar a otro. Frente a la violencia y el cambio en las dinámicas de los grupos criminales, especialistas acusaron una falta de responsabilidad por parte de los alcaldes de estas demarcaciones para atender y prevenirlas confrontaciones que se dan en sus respectivas demarcaciones políticas. Los académicos comentaron, que la inseguridad corresponde principalmente a un tema de mercado de las drogas, además de que facilita la impunidad al cambiar de territorio sin problema alguno y frenar la actuación de las autoridades.

Como muestra, dijeron, los mensajes y tipos de “ejecuciones” que se han registrado durante los seis meses pasado lo que deja en claro la guerra entre organizaciones criminales, que se ha venido diversificando en colonias, ha colapsado a las autoridades y a los elementos asignados en estas alcaldías, “sí hay una confrontación en su territorio seguramente está implicada la autoridad”, precisó el director de la organización Semáforo Delictivo, Santiago Roel.

Mientras que el titular del Observatorio Nacional Ciudadano, Francisco Rivas, aseguró que se debe dar respuestas específicas por parte de los alcaldes y que las explicaciones que ofrecen son muy pobres al delegar la seguridad al estado. Consideró que la detonación de la violencia en las zonas fronterizas se debe a que los grupos organizados saben tomar decisiones con base a inteligencia, aspecto que comparó con la toma de decisiones por parte de las autoridades locales.

Con información de El Universal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *