Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Durante un eclipse, el Sol desaparece por unos minutos porque la Luna se sitúa entre la estrella luminosa y la Tierra.

Este martes 2 de julio de 2019 ocurrirá un eclipse solar que se podrá apreciar en Sudamérica y será total en zonas de Chile y Argentina, pero ¿qué efectos tiene este fenómeno sobre la Tierra?

¿Qué es un eclipse?

Empecemos por definir qué es un eclipse. Según el Diccionario de la Lengua Española, procede del griego “ékleipsis”, que significa desaparición. El Soldesaparece durante unos minutos porque la Luna, a consecuencia de su movimiento alrededor de la Tierra, se situará entre ambos y produce una franja de oscuridad temporal.

foto Trayectoria del eclipse de Sol del 21 de agosto de 2017

En un eclipse total, la Luna tapa el disco solar, lo que ofrece una oportunidad única para contemplar, con los ojos protegidos, la corona solar, que es ese resplandor alrededor del Sol oscurecido. Lo que se ve es la atmósfera de nuestra estrella, que alcanza una temperatura de dos millones de grados.

Un observador atento podrá ver las perlas de Baily, es decir, los destellos de luz que aparecen alrededor de la Luna poco antes y justo después de la oscuridad total, que son causados porque la luz solar brilla a través de los valles, cráteres y montañas de nuestro satélite, según explicó en su página web el planetario de Chile.

¿Qué impacto tiene un eclipse solar sobre la Tierra?

Ya que explicamos qué es un eclipse, veamos cuál es el impacto que tiene en el planeta Tierra.

Temperatura, humedad y presión

En 1715, el famoso astrónomo y astrofísico inglés, Edmund Halley, presenció un eclipse solar total y afirmó que “el frío y la humedad se unieron a la oscuridad”, causando “cierto horror” entre los espectadores, según información de BBC.

Actualmente, se sabe que cuando la Luna bloquea la luz solar por completo, cambian las variables meteorológicas de temperaturahumedad relativa y presión.

Según la NASA, el descenso de temperatura equivale a la diferencia de la que existe entre el día y la noche, en esa época del año, para ese lugar.

Por ejemplo, durante el eclipse solar total del 21 de agosto de 2017, un grupo de científicos midió la temperatura en Fort Laramie, en Wyoming, Estados Unidos, y descubrió que el fenómeno causó un descenso de 3.5 grados centígrados.

Viento de eclipse

La oscuridad trae otro cambio en la atmósfera: el llamado “viento de eclipse”.

Según un estudio publicado por la Universidad de Reading de Reino Unido, en 2016, “a medida que el Sol desaparece detrás de la Luna, el suelo se enfría abruptamente, tal como sucede en el atardecer”.

«Esto significa que el aire caliente deja de elevarse desde el suelo, causando una caída en la velocidad del viento y un cambio en su dirección”, apuntó Giles Harrison, físico atmosférico. Al regresar la luz, el viento vuelve a soplar como antes.

Radiación solar en plantas

La NASA también explica que “a medida que el eclipse parcial se vuelve total, la radiación solar en un lugar determinado disminuirá más de tres veces más rápido que durante una puesta de Sol normal, lo que posiblemente desencadenará respuestas únicas de las plantas”.

Un estudio de la Universidad de Wyoming dio a conocer que la reducción de la temperatura y la falta de luz solar impactaron al reloj circadiano de la Artemisia tridentata, un tipo particular de arbustos cuyo nombre popular en inglés se traduciría como “gran artemisa”.

Comportamiento animal

De acuerdo con la NASA, durante un eclipse “muchos animales diferentes se sobresaltan con la totalidad y cambian su comportamiento pensando que llegó el crepúsculo”.

Con información de EFE y BBC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *