Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Tras la venta de la disquera Big Machine Records, la cual pasó de manos de Scott Borchetta a Scooter Braun por 300 millones de dólares, Taylor Swift, quien pasó diez años en dicha disquera hasta cambiarse a  Republic Records de Universal Music, ha manifestado su descontento con dicho cambio de dueño.

En una publicación de Tumblr, Taylor afirmó que casi renunció a los derechos de la música que creó del 2006 al 2017, cuando todavía le pertenecía a Scott Borchetta, pues la disquera se negaba a darle control de su música.

“Tuve que tomar la decisión insoportable de dejar atrás mi pasado. La música que escribí en el piso de mi habitación y los videos que imaginé y pagué con el dinero que ganaba tocando en bares, luego en clubes, luego en arenas y después en estadios”.

Después de esto, Taylor Swift dijo sentirse triste al saber que su música quede en manos de Scooter Braun, a quien acusa de haberle hecho bullying y de intentar tirar su carrera:

“Esto es lo que sucede cuando firma un acuerdo a los quince años con alguien para quien el término ‘lealtad’ es claramente solo un concepto contractual. Y cuando ese hombre dice “La música tiene valor”, significa que su valor está en deuda con los hombres que no tuvieron parte en su creación […]

Él sabía lo que estaba haciendo; ambos lo hicieron, controlando a una mujer que no quería estar asociada con ellos. En perpetuidad. Eso significa para siempre”.

Tras sus palabras, muchos artistas han mostrado su apoyo o rechazo a las palabras de Taylor, entre ellos Justin Bieber, quien dijo:  «¿Qué intentabas lograr al publicar ese blog? Sabías que al publicarla tus fanáticos irían y agredirían a Scooter».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *