Publicado en Destacado, NACIONAL.

Óscar Alberto Martínez Ramírez se aferró a su hija Angie Valeria tratando de cruzar el Río Bravo para llegar a Estados Unidos, sólo quería tener una casa propia, aseguró su madre, Rosa Ramírez Rodríguez.

En entrevista con medios de comunicación de El Salvador, comentó que al ver la fotografía de los cuerpos de su hijo y nieta abrazados supo que Óscar protegió a la menor hasta el momento en que sintió que no lo iba a lograr.

“No pudo, quizá ahí él decidió irse con su hijita, así como se ve que él se la metió en su camisa, yo me imagino que él dijo, `hasta aquí llegue´y decidió irse con su hija”, comentó la madre del migrante fallecido en México.

La señora Rosa mostró a los reporteros la casa donde vivía su hijo, sostuvo firme las fotografías de Óscar pero al enseñar el juguete favorito de Valeria, un changuito de peluche color rosa, quebró en llanto.

“Él me decía que quería tener su propia casa y que con el sueldo de aquí pues no les alcanzaba, entonces ellos optaron por el sueño americano”, compartió.

Relató que rogó a Óscar y a su esposa, Tania Vanessa Ávalos, que no se fueran o que al menos dejaran a la menor, pero la familia quería permanecer unida y alcanzar una mejor vida.

Por su parte, el padre del migrante, José Martínez, aseguró que su hijo era muy responsable con toda su familia, por eso tomaron el riesgo de irse. Comentó que fue su nuera Tania quien les informó de la noticia y les narró los hechos.

“Ella vio que se iban arrastrados con la niña, la niña le iba haciendo saludos con las manitas y llegó al punto que ella, gritó desesperadamente”, dijo el abuelo de Valeria a una televisora local.

 

 

Fuente: Notimex/doh/Foto: archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *