Publicado en Destacado, NACIONAL.

Los pasajeros del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) pagan una deuda a 19 años heredada por la administración de Enrique Peña Nieto; pagan una Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA) cada que despegan o aterrizan, los cuales no se utilizarán para ampliar la capacidad de la terminal, sino para pagar la deuda que dejó la cancelación del proyecto de Texcoco, ya que este impuesto en todos los aeropuertos se destina al mantenimiento y ampliación de las ventrales aéreas.

Y es que debido a que el gobierno de Peña Nieto dejó en garantía los ingresos de la TUA para financiar la construcción de Texcoco, ahora los pasajeros serán quienes pagarán la deuda que dejó la cancelación de la obra.

Asimismo, de acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), la cancelación del aeropuerto de Texcoco también dejó una deuda de 6 mil millones de dólares en bonos y 30 mil millones de pesos en certificados fiduciarios en la Fibra E.

Por lo anterior, en diciembre del año pasado, el gobierno federal lanzó una oferta de recompra por mil 800 millones de dólares en bonos, además del pago de intereses y una recompra anual de 200 millones de dólares de los bonos garantizados por la TUA para lograr el pago total de la deuda en 19 años, según el documento Razones para la Cancelación del Proyecto del Nuevo Aeropuerto en Texcoco.

Cabe señalar que el gobierno federal recompró alrededor de 20 por ciento de los bonos emitidos y renegoció el otro 80 por ciento, por lo que la TUA servirá para pagar esa deuda.

 

 

 

Fuente: El Universal/doh/foto: archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *