Publicado en Destacado, NACIONAL.

Por una discusión, un joven asesinó a su madre de seis puñaladas; tres día después arrojó el cadáver a un terreno.

Francisco Xavier Torres Mojica, de 16 años, asesinó a su madre tras propinarle seis puñaladas; posteriormente arrojó el cadáver a un terreno yermo.

Fue el propio adolescente quien condujo a los agentes del Cuerpo de Investigación Criminal (CIC) al lugar donde lanzó el cuerpo de su madre: un terreno en el kilómetro 7.6 de la carretera PR-185, en sector La Vega del barrio Campo Rico en Canóvanas.

De acuerdo con el joven, el cuerpo en avanzado estado de descomposición corresponde a su madre, Jeanette Mojica Rivera, quien estudió enfermería y trabajaba en un laboratorio del municipio boricua.

El menor confesó que tuvo una fuerte discusión en la que su progenitora le reclamó sus amistades y la relación que tenía con una mujer mayor, por lo que decidió ultimarla con seis puñaladas en el hogar de ambos. La presunta arma homicida ya se encuentra en posesión de las autoridades locales.

Tras el homicidio, el Torres Mojica abandonó el cuerpo y se fue en el vehículo de su madre, Hyundai Tucson, blanca, con la tablilla HQR-549. Los hechos posteriores al crimen no han sido aclarados del todo. Una versión señala que el asesino regresó a la vivienda al poco tiempo, enredó el cuerpo en una sábana y permaneció ahí, hasta que posteriormente lo llevó al terreno abandonado, según información de El Vocero.

Por otro lado, se señala en El Diario que el hijo homicida amortajó y transportó el cuerpo de la madre horas después de asesinarla.

Este caso comenzó cuando familiares de madre e hijo los reportaron como desaparecidos el 11 de junio de 2019. Luego, la situación se hizo viral en redes sociales.

Las autoridades desconocen si Torres Mojica actuó solo u obtuvo ayuda. Tampoco se sabe si será juzgado como adulto o como menor. Sin embargo el caso podría se desechado, ya que, al momento de la confesión del crimen, Xavier Torres Mojica no se encontraba acompañado de un familiar; además el cuchillo con el que presuntamente se cometió el homicidio no presenta evidencia del hecho; finalmente el avanzado estado de descomposición del cuerpo de la víctima imposibilita la realización de estudios periciales. Por lo que el menor podría ser liberado y el Departamento de la Familia tomaría su custodia.

El caso ha conmocionado a las personas cercanas a la familia.

Ella era madre soltera porque el padre del niño falleció. Echó a su hijo hacia adelante con mucho esfuerzo… una guerrera. Era una muchacha que se daba a querer y era todo para su hijo, declaró una compañera de trabajo de la hoy occisa.

 

Con información de El Vocero y El Diario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *