Publicado en Destacado, NACIONAL.

Elementos de la Policía Federal que no pudieron ingresar a la Guardia Nacional debido a que presentan sobrepeso y obesidad son transferidos al Instituto Nacional de Migración (INM), para apoyar en la contención de extranjeros en las fronteras sur y norte del país.

De acuerdo con publicación del diario El Universal, al menos 625 agentes de la División de Fuerzas Federales y de la Gendarmería fueron enviados desde el pasado 15 de junio a Veracruz, Chiapas, Quintana Roo, Oaxaca, Campeche, Coahuila, Sonora y Chihuahua.

Refiere que estos elementos participan en retenes y operativos de vigilancia en las rutas de paso de los migrantes que intentan llegar a Estados Unidos.

La publicación afirmas que fueron condicionados por sus mandos de que si no aceptaban irse de comisión al INM por seis meses o lo que dure la emergencia migratoria, no podrán realizar nuevamente el examen de ingreso a la Guardia Nacional, porque no cuentan con el peso ideal que se requiere.

Destaca que de no aceptar ser transferidos al INM, la única opción de los elementos es el Servicio de Protección Federal o la baja de la corporación, ya que a finales de este mes la División de Fuerzas Federales pasará a la Guardia Nacional.

 

 

Fuente: El Universal/doh/Foto: Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *