Publicado en Destacado, NACIONAL.

A la mamá de la bebé le detectaron un tumor cerebral, a las 23 semanas de embarazo.

Médicos del IMSS salvaron a una bebé, en la semana 27 de gestación, antes de que su mamá muriera por un tumor cerebral.

En un comunicado, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que la bebé nació mediante una cesárea que se le practicó a la mamá de emergencia, quien estaba en estado de coma, y a los pocos días de dar a luz, murió.

Una decisión médica de último momento logró el nacimiento prematuro de Valentina, Hospital General Regional número 1 Ignacio García Téllez, en MéridaYucatán.

La mamá de la bebé permaneció en estado de coma por daño cerebral y con datos clínicos de muerte inminente, después de que le detectaron un tumor en el cerebro, a las 23 semanas de gestación.

Al nacer, la bebé pesó 680 gramos y después de más de cuatro meses en cuidados intensivos pediátricos fue dada de alta.

De acuerdo con el médico Gilberto Cauich, jefe del Departamento Clínico de Tococirugía, cualquier procedimiento quirúrgico conlleva riesgos, y más en este caso, ya que al momento de realizar la cesárea emergente, la paciente seguía con vida, pero de no haberla hecho en ese momento, dado el estado de salud de la madre, corrían el riesgo de que la bebé también muriera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *