Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Los canadienses serán declarados culpables por posesión de mamíferos marinos, no sólo por maltratarlos.

La Cámara de los Comunes de Canadá aprobó una nueva legislación que prohíbe el cautiverio de ballenas y delfines en el país.

La legislación, llamada por sus partidarios iniciativa “Liberen a Willy“, marca una nueva era en las leyes sobre derechos de los animales.

Por primera ocasión, los canadienses serán declarados culpables por posesión de mamíferos marinos, no sólo por maltratarlos.

La iniciativa eliminará gradualmente la práctica de mantener en cautiverio ballenas, delfines y marsopas, pero una cláusula de la iniciativa permitirá a las instituciones marinas conservar a los mamíferos nacidos o concebidos antes de la aprobación de la legislación.

Marineland en las Cataratas del Niágara y el Acuario de Vancouver son las únicas instituciones que pueden tener cetáceos, el término científico para ballenas, delfines y marsopas.

La ley también prohíbe la importación y exportación de mamíferos marinos en Canadá, excepto para investigación científica o en favor de los “mejores intereses” del mamífero.

La iniciativa fue introducida en el Senado en 2015 y finalmente llegó a la Cámara de los Comunes en donde hoy se realizó la tercera y última lectura.

Esta es una de cuatro legislaciones que abordan el trato a los animales actualmente presentadas ante el Parlamento de Canadá.

Según informes, la Cámara de los Comunes buscará aprobar legislación que prohíba cercenar las aletas de los tiburones, la agresión sexual y toda forma de peleas de animales, así como las pruebas de cosméticos en animales.

 

 

 

Con información de Agencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *