Publicado en Destacado, NACIONAL.

Los pacientes aseguran que operan en contubernio con determinadas clínicas y sanatorios.

En la Ciudad de México se detectó una práctica increíble: Hay ambulancias que interceptan las llamadas del 911 para acudir a recoger a los accidentados y los llevan a hospitales con los que tienen negocio.

Ahora sí que ni atropellados estamos a salvo de la corrupción y el agandalle. Se roban la señal nacional de emergencia.Luego se roban al paciente.

Y después roban a los familiares cobrándoles hasta seis mil pesos por un traslado.

“Asaltantes, esas ambulancias son asaltantes, la verdad”, comentó Rafael Moreno, un afectado.

Son ambulancias patito que, según los pacientes, operan en contubernio con clínicas y sanatorios como el Hospital de Cos, ubicado en la calle de Guanajuato, en la colonia Roma.

Giovanni se fracturó el codo en un accidente automovilístico y fue atendido por una de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *