Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Una obra maestra de Leonardo Da Vinci, cuyo paradero fue un misterio desde que se vendió en 2017 a cambio de una cifra récord de US$450 millones, apareció en un lugar improbable, según Artnet.com.

“Salvator Mundi” se encuentra en un súperyate de propiedad del príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman, informó el lunes la publicación, que citó a dos personas involucradas en la transacción que no identificó. Otro príncipe saudí habría comprado la pintura de 500 años de antigüedad en nombre de MBS en una subasta de Christie’s en 2017, según lo reportado con anterioridad por el New York Times. Christie’s declinó confirmar ese informe.

El Centro de Comunicación Internacional del gobierno saudí no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Si bien la alta mar puede no ser el mejor lugar para una frágil pintura de maestro antiguo, no es extraño que los súper ricos decoren sus yates con obras de arte trofeo.

“Salvator Mundi”, cuya procedencia ha sido cuestionada, permanecerá a bordo del Serene de 134 metros del príncipe hasta que los saudíes creen un centro cultural en la región de Al-Ula, detalló Artnet. Un vocero de la comisión a cargo del plan señaló en diciembre que el proyecto estaba en una “fase exploratoria”.

Según un informe publicado, expertos del Louvre han atribuido la obra al taller de Da Vinci y no solo al artista. Celine Dauvergne, vocera del museo, prefirió no comentar sobre la atribución de la pintura, pero dijo que el museo de París pidió prestada la pintura para una exposición en octubre.

 

Con información de Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *