Publicado en Destacado, ESTATAL.

El presidente de la Unión Ganadera en Veracruz, Jesús Ortega Couttolenc, reconoció que la temporada de sequía en la entidad dejó varias muertes de ganado, sin embargo, las lluvias al momento han cambiado favorablemente el panorama para el sector.

Prácticamente dijo fueron seis meses los que fueron complicados ante la falta de alimento y lluvia en las tierras, por lo que deceso de ganado se dio de forma importante, aunque no hay una cifra como tal de la pérdida.

El ese sentido, señala que las lluvias que ya inician, ayudan a que la tierra empiece a tener fuerza, y en un mes aproximadamente, la hierba empiece a crecer para que los animales tengan alimento.

Aunque recordó que afortunadamente ya hay tecnología con la que pueden apoyarse para que su producto, no padezca y siga desarrollándose para sus distintos fines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *