Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Luis Miguel vivió momentos de angustia arriba del escenario durante una de sus presentaciones en Estados Unidos, lugar donde culminará su mas reciente gira.

Mientras el cantante complacía a sus seguidores saludándolos, una de las fanáticas no soltó su mano y comenzó a jalarlo, haciendo que por poco cayera de la tarima.

Con ayuda de su equipo de seguridad, el intérprete de “Cuando calienta el sol” pudo librar la caída, pero contrario a lo que se esperaba, LuisMi tomó con humor el incidente y con una sonrisa le dio un manotazo a su seguidora.

Cumpliendo con un show de poco más dos horas y media en Phoenix, Arizona, “El Sol de México” se mostró muy feliz y con mucha energía ante sus incondicionales.

 

 

Fuente: Agencia México/pmc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *