Publicado en Destacado, ESTATAL.

En el estado de Veracruz hay alrededor de 50 mil personas diabéticas y 70 mil con hipertensión arterial, de acuerdo con registros del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El delegado de la institución, Candelario Pérez Alvarado, señaló que esa situación representa un problema de salud pública que podría agravarse en los próximos años.

Atender a derechohabientes en esas condiciones representa un alto gasto en el sector; «son de las enfermedades más costosas en términos del volumen de las personas que están afectadas».

Aunque a nivel nacional las cifran son altas, en Veracruz «sí tenemos un problema muy serio» por lo que es necesario realizar acciones preventivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *