Publicado en Destacado, NACIONAL.

MÉXICO.- Una estudiante de la carrera de pedagogía de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán ayudó a que, en su comunidad, en la sierra de Oaxaca, se abriera una biblioteca.

«Me conflictuaba demasiado ¿qué estaba haciendo con el conocimiento al que yo accedía para transformar mi entorno? ¿qué compromiso social tenía yo como joven universitaria y Mixe?”, dijo Adriana Kupijy Vargas Huitrón, de 20 años de edad, quien durante un año acarreó libros a su comunidad natal, bajo la premisa de que el conocimiento jamás debe ser un privilegio.

Cada que podía viajaba con pesadas maletas en camión desde Ciudad de México hasta la Ranchería de Tejas, en la comunidad Mixe de Santa María Tlahuitoltepec.

«Siempre nos veíamos en alguna estación del Metro y yo me llevaba una mochila y ahí cargaba todos los libros que me daban”, relató Adriana.

Su meta inicial era de 500 libros para construir una biblioteca, pero mediante redes sociales, recibió donaciones de maestros, amigos y un empresario oaxaqueño.

En total reunió más de cuatro mil libros entre novelas, cuentos, enciclopedias y libros de texto.

«La lectura nos hace ser libres, somos células transformadoras que van contagiando unas a las otras sobre todo para una transformación social”, reiteró la joven estudiante.

La joven busca abrir otra biblioteca en la Ranchería de Flores, para la cual también busca donaciones en redes sociales.

«La biblioteca es comunitaria, no es mía, no es de ninguna asociación sino es de todos y para todos”, señaló.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *