Publicado en Deportes, Destacado, INTERNACIONAL.

River Plate goleó por 3-0 a Athletico Paranaense, con dos tantos en los últimos cuatro minutos de los cinco de adición del partido, y así se consagró campeón de la Recopa Sudamericana, en el estadio Monumental de Buenos Aires.

El encuentro de ida en Curitiba disputado el 22 de mayo lo ganó por 1-0 el conjunto brasileño con anotación del argentino Marco Ruben, que jugó en River en 2007. Ignacio Fernández marcó esta vez el 1-0 de rebote a los 65 minutos tras malograr un penal, desviado por Santos. Lucas Pratto, primero, y Matías Suárez, después, convirtieron en el tiempo añadido.¡

El entrenador de la visita, Tiago Nunes, alineó a los mismos once que ganaron en la ciudad brasileña de Curitiba. Marcelo Gallardo, en cambio, hizo algunos cambios. El más importante de ellos fue la inclusión en el equipo titular del emblema y capitán Leonardo Ponzio, de 37 años.

Desde el primer minuto se vio a dos equipos intensos y frenéticos, con ambición de protagonismo. Paranaense no se intimidó por el griterío de los casi 70.000 hinchas presentes y le disputó la posesión al Millonario en la mitad del campo. River presionó alto y buscó con mucha ilusión y bastante apuro el tan ansiado gol que le permitiría igualar la serie.

A los 13 minutos, Fernández se acomodó dentro del área y sacó un muy potente remate de derecha que impactó en el poste izquierdo del arquero, que no llegó a reaccionar por la velocidad del disparo. Poco después, el colombiano Rafael Borré, y Pratto en dos oportunidades, también tuvieron posibilidades de convertir.

Con el paso de los minutos, el equipo local inclinó la balanza a su favor y transmitió la sensación de que el gol iba a llegar en cualquier momento. Santos tuvo una atajadas magistral a los 23 minutos que le impidió a Pratto marcar el 1-0.

Sin embargo, el Paranaense logró inquietar con esporádicos contraataques. A los 31 minutos, Luis González tuvo una inmejorable situación de gol, pero Franco Armani se vistió de héroe y desvió el balón al tiro de esquina. El Millonario se desinfló durante los últimos diez minutos de la primera parte y el empate se mantuvo hasta el entretiempo.

Gallardo movió el banco y mando al campo al uruguayo Nicolás De la Cruz en lugar de Exequiel Palacios, quien aparentemente sufrió una lesión muscular. River empezó el segundo tiempo más adelantado, pero también bastante más impreciso, sobre todo en el último pase.

El atlético Paranaense se replegó y defendió con atención y seguridad. A los 60 minutos el árbitro, el árbitro chileno Roberto Tobar, marcó penal a favor del local tras consultar el VAR (sistema de videoarbitraje) y confirmar una mano de González dentro del área.

El encargado de patearlo fue ‘Nacho’ Fernández: su remate fue desviado por Santos y pegó en el poste, pero el centrocampista puso el 1-0 en el rebote a los 64 minutos. En vez de conformarse, River Plate insistió en la ofensiva y fue en busca del gol que lo consagraría campeón sin necesidad de ir al alargue.

Pero, al igual que en el primer tiempo, Paranaense tuvo algunos situaciones de gol. A los 79 minutos, por ejemplo, Armani atajó un buen remate de larga distancia de Renan Lodi.

Cuando el partido se encaminaba al alargue, Pratto hizo el 2-0 con un potente remate desde dentro del área. Paranaense salió desesperado en busca del descuento y Suárez aprovechó los espacios para poner el 3-0 definitivo a segundos del final.

River Plate llegó a esta definición al ganar la Copa Libertadores de 2018 mientras que el Atlético Paranaense lo hizo al consagrarse en la Sudamericana de ese mismo año.

 

EFE/Foto: River Plate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *