Publicado en Destacado, ESTATAL.

Tras dos reuniones de “análisis” de los integrantes de la Junta de Coordinación Política, se aprobó el Plan Veracruzano de Desarrollo 2018-2024, que será el eje rector de la administración de Cuitláhuac García Jiménez.

En sesión ordinaria, todas las fracciones parlamentarias dieron su voto de confianza para lograr las metas y objetivos, pero se hizo énfasis en la necesidad de que el propio ejecutivo pueda ajustar el Plan en base a las necesidades y lo planteado por el sector empresarial.

Durante el planteamiento de los partidos políticos se hizo énfasis en la necesidad de coordinarse con todos los actores políticos, poderes públicos y órganos autónomos, pues es necesaria la “unidad” para poder combatir a la delincuencia organizada, “sin seguridad no se va a lograr el desarrollo económico que se plantea en el propio plan”.

Fue Acción Nacional, PRD y MC los fracciones más críticas, al considerar que el documento se quedó corto en sus metas y objetivos.

Si bien el PAN criticó que en materia de seguridad se planteó alinear las acciones en base a la estrategia nacional; la fracción del Lado Correcto de la Historia, respaldo que la reducción de los delitos se base en el trabajo de la federación, pero se hace necesaria una coordinación con el estado y los municipios.

El documento se validó con 43 votos a favor, uno en contra del panista Enrique Cambranis, y dos abstenciones también de los panistas de Bingen Remetería y Omar Miranda.

A pesar de pasar lista al inicio de la sesión, no votaron los diputados Juan Carlos Molina, Erik Aguilar y María Graciela Hernández Iñiguez. La ausente a la reunión de trabajo fue la diputada María Josefina Gamboa.

Los posicionamientos

Morena destacó que el costo del documento fue de apenas 120 mil pesos, el más barato en la historia de Veracruz, y destacó que las líneas de acción son política y gobierno, política económica, educación y bienestar social, se delinearon 91 líneas de acción y se plantean 78 indicadores. “Veracruz pude decir que tiene claridad de rumbo con hechos y no palabras, erradicando la corrupción y con las finanzas sanas será posibles”, afirmó Raymundo Andrade.

El coordinador del PAN, Sergio Hernández Hernández, consideró que los objetivos que persigue son menos que conservadores, “prácticamente no se asumen compromisos y no vemos en sus proyecciones, una mejora sustancial en las condiciones sociales y económicas de la entidad”.

Las políticas públicas propuestas pueden mejorarse responsablemente para garantizar un mejor futuro para Veracruz. No dejar de lado que la constitución obliga a que la planeación sea incluyente, es decir, democrática y que sobre todo, aliente y proteja la actividad económica de las y los veracruzanos.

Ejemplificó que en la medición del Producto Interno Bruto (PIB) se dice que, durante el sexenio, el desarrollo económico bajará de 0.3 a 0.25%, esto es que, al finalizar el gobierno estatal el PIB será menor que en el año 2017 donde Veracruz se encontraba en el quinto lugar a nivel nacional.

Esto significa que en 2024, cada veracruzano tendrá menos dinero que en 2018, lo que hace deducir que no habrá crecimiento económico. Al menos eso es lo que señalan las proyecciones contenidas en el Plan Veracruzano.

Por su parte, Erika Ayala comentó que del análisis, conocieron que los objetivos, estrategias, metas y prioridades plasmados en el Plan, se corresponden, en lo general, con la aspiración de la mayoría de los veracruzanos de lograr el desarrollo sostenible.

Desde luego que estamos conscientes de que en el Plan pueden existir omisiones sobre temas que para algunos sectores de la sociedad debieron señalarse, por lo que, en todo caso, corresponderá al Ejecutivo valorar la pertinencia de proponer posteriores modificaciones a partir de lo manifestado por esos grupos, afirmó desde tribuna.

“Una preocupación que se tenía era que el Plan Veracruzano no estuviera alineado al Plan Nacional de Desarrollo. Sin embargo, una vez conocido este último y su generalidad, se pudo constatar que el del Estado no sólo está alineado con el Nacional en lo relativo a las materias de los ejes generales y transversales, sino que además contiene elementos más innovadores que lo distingue, incluso entre los planes de desarrollo de otras entidades federativas”.

Por su parte, la coordinadora de la fracción PRD-MC, Brianda Kristel Topete, consideró que el Plan Veracruzano de Desarrollo 2019-2024 deberá dar respuesta a la ciudadanía que con su voto apostó por un cambio, así como aquellas y aquellos que votaron por otras opciones políticas; a ellos se les debe brindar soluciones.

“Ya basta de echar culpas, ya basta de no asumir responsabilidades, Es tiempo de construir acuerdos y entre todas y todos construir el progreso de este gran Estado”, pidió desde la máxima tribuna.

 

 

Fuente y foto: AVC/eap

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *