Publicado en Destacado, INTERNACIONAL, NACIONAL.

Lo dijo el secretario de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro. Es una investigación que comenzó en Estados Unidos y siguió en Brasil hasta llegar a Argentina.

Ricardo Russo, el pediatra del Hospital Garrahan de 55 años que fue detenido acusado de integrar una red de pornografía infantil tenía en su poder imágenes y videos de chicos siendo abusados, según confirmó este miércoles el secretario de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro.

«Las pruebas que fueron secuestradas y periciadas arrojan pruebas contundentes y de gravedad. En algunos videos aparecen camillas y eso presume que fue en el hospital. El ámbito es de características hospitalarias», precisó D’Alessandro, y reveló que «en su pendrive y computadora se puede ver imágenes y videos de abuso de menores».

Según trascendió desde fuentes de la investigación, en los videos secuestrados eran abusados niños de entre 6 meses y 14 años.

La detención de Russo se produjo en la tarde del martes en el estacionamiento del Hospital Garrahan, después de siete allanamientos en el marco de una investigación que comenzó en Estados Unidos y siguió en Brasil.

«Venimos trabajando hace mucho tiempo, con el FBI y la policía de Brasil, y seguimos investigando porque no es el único caso, lamentablemente», agregó D’Alessandro.

El caso tuvo origen a raíz de la operación denominada «Luz de Infancia III» llevada a cabo por las autoridades de Homeland Security de los Estados Unidos (FBI) y del Ministerio Público de la Acusación de Brasil, y desde allí informaron al Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de la existencia de varios hechos de distribución de contenido pornográfico infantil llevados a cabo por usuarios radicados en este país, a través de la plataforma P2P «E-mule».

La detención de Russo fue solicitada por la Fiscalía Especializada en Delitos Informáticos de la Ciudad, a cargo de Daniela Dupuy, y ordenada por la jueza en lo Penal, Contravencional y de Faltas 24, María Alejandra Doti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *