Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un recluso se apuñaló en prisión después de que no le dieron permiso de asistir al funeral de su mamá.

Omar Mondragón Muñoz, un preso de 32 años que se encuentra recluido en una prisión de Colombia, se propinó dos puñaladas con un arma blanca, después de que no recibió autorización para ir al funeral de su mamá.

Este incidente tuvo lugar en la cárcel de máxima seguridad conocida como “La Tramacúa”, en la ciudad de Valledupar.

Debido a la gravedad de las heridas que el reo se provocó en el antebrazo y abdomen, está bajo cuidado en el Hospital Rosario Pumarejo de López.

Actualmente, Mondragón Muñoz cubre una pena de 34 años por el homicidio de Jean Pierre Muñoz Manco, que falleció en Medellín tras recibir 12 puñaladas.

Con información de Noticias Caracol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *