Publicado en Destacado, ESTATAL.

Un perro de la raza Pitbull, de nombre “Pirata”, atacó y mató a un presunto ladrónen el interior de una casa sobre la calle Catarino Isaac al cruce de Hacienda Santa Rita, en la colonia Lomas de Oblatos de Guadalajara, Jalisco.

Según la Policía Municipal, el primer ataque del Pitbull habría ocurrido en la sala. El joven de 25 años intentó escapar, pero perro lo alcanzó en el patio.

La víctima presentaba heridas en cráneo, cuello, manos y brazos. Las autoridades señalaron que la dueña del perro reportó el hecho.

De acuerdo con las investigaciones, el joven de 25 años había ingresado a la finca para robar.

Policías municipales y paramédicos de la Cruz Verde y Cruz Roja atendieron el incidente.

El perro Pitbull llamado “Pirata” fue llevado a la Dirección del Centro de Control Animal del municipio. El Ministerio Público inició una carpeta de investigación por el deceso del presunto ladrón.

Cualquier raza de perro puede ser agresiva, revela estudio

 

Cualquier perro, sin importar la raza, puede ser agresivo o no, dependiendo de su entrenamiento y el ambiente donde se desenvuelva, así lo indica un estudio realizado en Estados Unidos por la Asociación Americana de Médicos Veterinarios.

Varios han sido los casos de ataques de perros contra humanos que han terminado en fatalidades. En 2017, un perro Pitbull mordió y mató a una niña de tres años de edad en la delegación Coyoacán.

Las primeras investigaciones de la Procuraduría General de la Ciudad de México indican que los perros todo el tiempo se encontraban encerrados en jaulas y sólo eran liberados para comer.

Meses antes, también en 2017, una niña de dos años de edad falleció tras ser atacada por un Pitbull, luego de que accidentalmente soltara un manotazo al hocico del animal.

Durante el 2016 se registraron al menos cinco fallecimientos en diversos estados de la República mexicana como consecuencia de mordeduras de perros Pitbull.

Varios han sido los casos de ataques de perros contra humanos que han terminado en fatalidades. En 2017, un perro Pitbull mordió y mató a una niña de tres años de edad en la delegación Coyoacán.

Las primeras investigaciones de la Procuraduría General de la Ciudad de México indican que los perros todo el tiempo se encontraban encerrados en jaulas y sólo eran liberados para comer.

Meses antes, también en 2017, una niña de dos años de edad falleció tras ser atacada por un Pitbull, luego de que accidentalmente soltara un manotazo al hocico del animal.

Durante el 2016 se registraron al menos cinco fallecimientos en diversos estados de la República mexicana como consecuencia de mordeduras de perros Pitbull.

 

 

Con información de Miguel Zaragoza, Arely Melo y Noticieros Televisa

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *