Publicado en Deportes, Destacado, INTERNACIONAL.

El dispositivo de seguridad para la final de la Liga de Campeones que el sábado disputarán el Liverpool y el Tottenham en el Wanda Metropolitano contará con 4.700 efectivos, incorporará un dron y contempla la prohibición de la venta de alcohol desde las 17.00 horas en las zonas en las que se agruparán los 67.800 aficionados que se esperan.

Son algunos de los detalles que han ofrecido este martes los máximos responsables del dispositivo después de la última reunión de coordinación celebrada en la Delegación del Gobierno en Madrid, con implicación de todas las administraciones.

La Final de la Liga de Campeones la jugarán Liverpool y Tottenham, por lo que las autoridades españolan toman todas las medidad de seguridad, ante la llegada de miles de aficionados ingleses.

 

Con información de EFE/Foto tomada de @Metropolitano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *