Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

No obstante a los problemas de depresión que padece la famosa cantante Britney Spears, ahora tiene que afrontar un nuevo conflicto con su manager.

Quien fuera la estrella del pop, Britney Spears, hoy parece ser que la vida no le ha sonreído mucho, pues no obstante a los múltiples conflictos que está enfrentando a causa de su depresión, hoy está enfrentando graves problemas por parte de su ex manejador.

Britney Spears tuvo que recurrir a las autoridades correspondientes con el fin de poder salvaguardar su integridad física y emocional, ya que Sam Lutfi, ex representante de la cantante, habría estado acosando y amenazándola.

Afortunadamente, Britney Spears pudo conseguir una orden de restricción, la cual fue otorgada por un juez de la ciudad de Los Ángeles el pasado martes. Esta orden inhibe a Sam Lutfi de acercarse a la cantante y a su familia.

Britney Spears impide que Sam Lutfi tenga contacto con ella

 

Sam Lutfi, fue manager de la cantante hace diez años, pero no fue, sino hasta hace poco tiempo, que este personaje inicio su maquiavélico plan en contra de la cantante, por lo que Spears tuvo que delimitar su distancia.

Y fue este martes 8 de mayo que la cantante pudo conseguir una orden de restricción para Sam Lutfi, en la que se le prohíbe acercarse al menos 180 metros de la cantante, de sus padres y sus dos hijos; además de que no puede tener contacto ni hablar mal de ningún miembro de la familia.

La familia Spears está convencida de que Lufti guió a Britney por el mal camino, hecho que derivó en su primera crisis mental en 2007. Lo acusan de seguir molestándola y hostigándola con amenazas de publicar oscuros secretos en las redes sociales.

La medida judicial podría extenderse si lo autoriza el juez a cargo del caso. Spears, de 37 años, es poco probable que aparezca en la corte ya que no es necesaria su presencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *