Publicado en Destacado, NACIONAL.

De acuerdo con los primeros testimonios del juicio contra Keith Raniere, un estadounidense, había fundado una sociedad secreta que marcaba a fuego a estas mujeres, también acusado de tráfico sexual y trabajos forzados.

Destacan que el líder de la organización de autoayuda «NXIVM» fue detenido en marzo de 2018 en una lujosa propiedad en Puerto Vallarta, Jalisco.

Refieren que Emiliano Salinas, hijo del expresidente de Carlos Salinas de Gortari, fue fundador de la organización en México y presidente de ésta hasta mayo del 2018, asimismo que la regiomontana, Rosa Laura Junco, es propietaria de al menos cuatro casas, una de ellas ubicada en las cercanías de Albany, Nueva York, cede de NXIVM, en donde presuntamente reclutaban a mujeres, que después servirían de esclavas sexuales y, según testimonio, eran fotografiadas desnudas para Raniere.

En tanto que una grabación telefónica encontrada por el FBI y presentada por la Fiscalía, sirvió de evidencia para involucrar a por lo menos tres mexicanas más en el proceso de creación de “D.O.S.”, el grupo secreto dentro de la organización, presuntamente involucrado en prácticas de esclavitud sexual.

Asimismo, en el juicio incluye el testimonio de Sarah Edmondson, una de las participantes de esta secta, quien declaró que le dijeron que le harían un pequeño tatuaje como parte de la iniciación, por lo que en una especie de rito, una doctora procedió a usar un cauterizador para marcar como un herraje un símbolo debajo de la cadera, procedimiento que duró entre 20 y 30 minutos.

 

 

Fuente: Televisa/doh/Foto: archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *