Publicado en Deportes, Destacado, NACIONAL.

Fidel Kuri y los Tiburones Rojos recibieron el aval para continuar como equipo de Primera División pero aun sin saldar las varias deudas que mantiene no solo en México sino ante la FIFA.

La Liga MX avaló los 120 millones de pesos que depositó el dueño del Veracruz y así definió un próximo año futbolístico con 19 clubes, sin importar que hay varias demandas en la Comisión de Controversias de la Federación Mexicana de Futbol en contra de Kuri.

Además, el club jarocho aún no la libra en el litigio por el que fue demandado en FIFA. Fue justo ese organismo el que hace un par de meses obligó a la Liga MX que le quitaran 6 puntos, luego de que no saldó un adeudo con el club uruguayo Santiago Wanderers por el fichaje del jugador Matías Santos en 2017.

Según el portal electrónico Mediotiempo aún está este club a la espera de la resolución, misma que podría darse esta semana.

Esta situación, de acuerdo al Reglamento de Competencia 2018-2019 de la Liga MX, prohibiría al Veracruz registrarse para la temporada 2019-20, ya que el Artículo 89 en su sección 5 y 6 señala que los equipos de la Liga MX no deben tener adeudos con equipos de otras confederaciones.

“… No tener adeudo registrado con Jugadores y/o Clubes que provengan de organismos internacionales como FIFA, CONCACAF y CONMEBOL. No adeudar ninguna cantidad registrada ante la FMF, por concepto de resolución emitida por los órganos jurisdiccionales de la FIFA, Confederaciones y/o TAS, así como cumplir en los plazos estipulados en las resoluciones que emitan los órganos en comento”.

Independientemente de que FIFA decida o no intervenir aún más sobre el futuro del Veracruz a partir de ese caso, la Liga MX está obligada a supervisar que la directiva jarocha resuelva los temas locales.

Ejemplo de ello es la deuda que mantiene porque no pagó el premio de 20 millones de pesos que prometió a los jugadores el año pasado por conseguir la salvación. Eso lo reclaman siete futbolistas, entre ellos el argentino Martín Bravo, quien confirmó que el tema sigue en el aire.

Aunado a estos problemas, otros dos futbolistas, José Rivas y Guido Milán, mantienen controversias por adeudos hasta de un año, como en el caso del jugador argentino, quien esta semana está a la espera de una resolución en su caso.

En tanto, la «Palmera» Rivas pelea salarios caídos del año y medio en el que defendió los colores de la institución jarocha, situación que también lo tiene con una demanda ante la Liga MX, sin que aún tenga respuesta.

 

Fuente: Mediotiempo (portal electrónico)/Foto: Tiburones Rojos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *