Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un hombre de más de 410 kilogramos de peso originario de Virginia se declaró culpable este martes en un caso de tráfico de cocaína durante una audiencia que se realizó en la zona de carga de un tribunal mientras el acusado yacía sobre una camilla dentro de una ambulancia.

El juez David Novak dijo que el tribunal realizó “algunos procedimientos extraordinarios” para lidiar con los problemas de salud de Kenneth Hicks y “proteger su dignidad”.

Hicks, de 48 años, permaneció al interior de la ambulancia, y no estuvo a la vista de varios de sus familiares y reporteros que asistieron a la audiencia, a diferencia de Novak y un fiscal, que se sentó en una mesa cerca de la parte trasera de la ambulancia.

La audiencia se pospuso la semana pasada después de que Hicks fue trasladado al hospital por un problema de salud no especificado.

FJMM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *