Publicado en Destacado, NACIONAL.

Este fin de semana Acapulco registró 90% de ocupación en cuartos y ante la gran cantidad de turistas la vigilancia se reforzó en las playas para evitar problemas por el fuerte oleaje derivado del fenómeno de mar de fondo.

Las olas superan los tres metros y en playas como Condesa, El Morro e Icacos el ingreso al mar representa un riesgo por lo que guardavidas y embarcaciones de la Marina Armada de México vigilan que no ocurran incidentes.

El oleaje es un oleaje fuerte. Son olas de dos a tres metros que vienen sucediendo cada 15 a 10 minutos“, dijo Juan Carlos Roldán, guardavidas.

No hay que arriesgarse mucho porque ahorita las olas están demasiado fuertes”, aseguró Alberto Romero, turista.

Un joven de 23 años ingresó al mar en estado de ebriedad y fue jalado por una ola.

Por más que lo intento no pudo salir por sus propios medios y dos guardavidas de la Promotora y Administradora de Playas tuvieron que ir a su rescate.

Se les dan recomendación de que no caminen cerca de la orilla del oleaje y tomar las precauciones si están tomando o están comiendo tratar de esperarse para poder ingresar al mar“, explicó Juan Carlos Roldán, guardavidas.

El turismo toma precauciones porque sabe que la mejor manera de mantenerse a salvo es guardar distancia con el mar y disfrutar del clima en lugares seguros.

No acercase hasta donde están los límites que ya pusieron, ser respetuoso de las marcas que ponen y estar al pendiente de los menores”, mencionó Obdulia García, turista.

La Promotora y Administradora de Playas informa que hasta el momento se contabiliza un fallecimiento por el fuerte oleaje provocado el fenómeno de mar de fondo.

 

Con información de Isaac Flores Pineda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *