Publicado en Destacado, NACIONAL.

En su conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador reviró las declaraciones del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) quien asegura que uno de cada cinco empleados en el país está en condiciones críticas, lo que implica que tienen jornadas laborales muy largas o trabajan menos de lo que quisieran, y en ambos casos, ganan no más de 2 salarios mínimos.

«Yo tengo información que hay más oportunidades de trabajo en la actualidad. Eso no se mide porque no todo lo registra el Seguro Social», reviró López Obrador.

Y es que el INEGI refiere que en México hay 10.2 millones de personas en un empleo precario, lo cual en comparación con el mismo periodo del 2018, reporta un incremento de 3.5 por ciento colocándose como la cifra más alta de la que se tenga registro (2005) y el nivel más alto de precarización laboral para un arranque de administración, pues en comparación con el del expresidente Felipe Calderón fue de 11.6% de la población ocupada; mientras que con el expresidente Enrique Peña Nieto, las personas con un empleo en condiciones críticas reportaron una tasa de 11.8 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *