Publicado en Deportes, Destacado, NACIONAL.

Los Tiburones Rojos de Veracruz cuentan con el pago de los 120 millones de pesos para poder permanecer en el máximo circuito del futbol mexicano, sin embargo, existe una cláusula en el reglamento que lo puede privar de esta situación.

El articulo 23 de la Liga MX, dicta: «En caso de que el club que obtenga el campeonato en la temporada no sea un equipo certificado, el club de primera que descendió al término de la jornada 17 del Clausura 2019, tendrá la opción de mantenerse en Primera División, ejerciendo el derecho de aportar 120 millones de pesos».

En la actual temporada, el Atlético San Luis, es el equipo que ganó  el ascenso y es un club certificado. Caso contrario a lo que sucedió con Lobos en la temporada anterior, ya que un equipo no certificado fue quien logró el ascenso, y pudo ejercer el derecho de pagar los 120 millones y permanecer en Primera.

Pese a lo que argumenta el articulo 23 en el reglamento de la Liga MX, hay un acuerdo solo entre dueños para que el equipo que descienda, pueda ejercer el pago de los 120 millones y permanecer en la Primera División, ascienda o no un equipo certificado, en búsqueda de incrementar el numero de equipos en la Liga MX.

Por ahora el dueño del Tiburón, Fidel Kuri Grajales, piensa pagar el monto y seguir jugando en la Liga MX, sin embargo, quiere garantías sobre el tema.

 

Foto: Mexsport

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *