Publicado en Destacado, NACIONAL.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, vinculó este miércoles la decisión del gobierno de Estados Unidos, de imponer un arancel del 17.5 por ciento a las importaciones de tomate mexicano (jitomate) a la política en ese país.

Durante su conferencia matutina, en esa ocasión desde Hidalgo, López Obrador dijo que lo del tomate (rojo) “se está viendo”, pero señaló que todo está vinculado a la política.

Recordó que este año hay elecciones en Estados Unidos y señaló que hay productores de tomate en una parte de ese país.

«Ahí se los dejo de tarea porque no me quiero meter en esos asuntos”, dijo.

El presidente subrayó que hay legisladores de Estados Unidos, de esas regiones, que tienen sus intereses, por lo que presionan y se toman estas medidas de tipo político electoral, por las circunstancias.

Sentenció que dichas medidas son “totalmente injustas” y agregó que su gobierno está defendiendo a los productores mexicanos, convenciendo de “que debemos llevar una muy buena relación entre los dos países y que si preocupa realmente el fenómeno migratorio, pues esas medidas van en contra de salidas para atemperar el fenómeno migratorio”.

Denunció que ese tipo de medidas alientan el fenómeno migratorio y son opuestas a una política inteligente para frenar el problema migratorio.

Agregó que cerrar fronteras para los productores es una contradicción, si se está buscando resolver el fenómeno migratorio.

El martes se dio a conocer que Estados Unidos impondrá un arancel del 17.5 por ciento a las importaciones de tomate mexicano, ya que los dos países no pudieron renovar un acuerdo que suspendió una investigación antidumping estadounidense.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos afirmó en febrero que reanudaría una investigación antidumping sobre los tomates mexicanos, buscando finalizar el acuerdo comercial que data de 2013 y que según legisladores y productores estadounidenses ha fracasado.

«Las exportaciones de tomate mexicano sí van a tener que enfrentar un arancel del 17.5 pct sobre exportaciones (a partir de este martes), las noticias no son halagadoras (…) es una afectación para nuestras exportaciones”, dijo el lunes en la noche Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior.

Añadió que estas medidas permanecerán vigentes hasta que se alcance un nuevo acuerdo de suspensión.

«Estamos bastante decepcionados pero la buena noticia es que se mantienen las mesas de negociación (…) buscando una solución. Esperamos que las siguientes semanas se pueda llegar a un acuerdo”, agregó.

México exporta anualmente alrededor de 2,000 millones de dólares en jitomates a Estados Unidos, según De la Mora.

Una guerra comercial por los jitomates se evitó dos veces desde la década de 1990, más recientemente en el acuerdo de 2013 que puso un precio mínimo a tomates mexicanos vendidos en Estados Unidos, mientras que prohibía a productores estadounidenses perseguir cargos antidumping contra exportadores mexicanos.

 

 

 

 

Con información de redes sociales AMLO y Reuters

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *