Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Una mujer resultó con el rostro desfigurado y tuvo que ser hospitalizada porque no podía comer y respiraba con gran dificultad, tras inyectarse botox en los labios, en Manchester, Inglaterra.

Christina Burton, de 29 años de edad, pagó 3 mil 500 pesos para colocarse botox en los labios, no obstante, la crema que utilizó para completar el tratamiento le provocó una reacción alérgica y se los hinchó tanto la zona que terminó internada de urgencia.

Se le cerró la garganta y presentó dificultad para respirar, por lo que fue necesario que le administraran esteroides, antiinflamatorios y antibióticos.

Asimismo reveló que cuando enfrentó esta situación sentía un dolor en los labios como si fuesen a explotar y como si tuvieran su propio pulso.

Christina Burton notificó el hecho a sus familiares enviándoles una fotografía de su rostro que pensaron que había captado con un filtro de Snapchat.

Por lo anterior, la mujer actualmente comparte su terrible experiencia para advertir a las personas lo que puede suceder si se someten a inyecciones de rellenos y botox.

 

 

 

Fuente y foto: Clarín/doh

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *