Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Activistas exigieron agilizar el juicio a religiosos acusados de haber violado a niños sordos, un caso que generó gran escándalo dentro y fuera de la República Argentina.

Integrantes de la organización argentina Iglesia sin Abusos y las internacionales Ending Clergy Abuse (Fin al abuso del clero) y BishopAccountability.org (Rendición de Cuentas para los Obispos) se reunieron con presuntas víctimas de abusos del Instituto Antonio Próvolo en la provincia de Mendoza, quienes lamentaron la falta de justicia por los daños que dicen haber sufrido en manos de dos sacerdotes que están entre los principales acusados.

En el encuentro, denunciantes y sus familiares compartieron las dolorosas experiencias vividas y lamentaron un proceso judicial de más de dos años.

Asimismo, solicitaron que los sordos puedan ser tratados de manera especializada luego de que el centro para hipoacúsicos fuera cerrado.

La reunión se celebró en el marco de una campaña que han iniciado los activistas en la que piden al papa Francisco que acuda a Argentina, a donde no ha ido desde que fue proclamado en 2013, para garantizar que la jerarquía de la Iglesia Católica aplique medidas contra esos delitos y no proteja a quienes los cometen.

Las victimas quieren “mayor celeridad del proceso” que ha sufrido “altibajos” a causa de estrategias dilatorias de abogados de los acusados, señaló a Juan Manuel Lavado, de la asociación Xumek Argentina, quien defiende a varios denunciantes y se ha sumado a los reclamos de las otras organizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *