Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Permaneció al interior del cráter del volcán Kilauea tras saltar la barrera de seguridad. Fue rescatado con heridas graves

 

Por querer tener la mejor vista del volcán Kilauea, uno de los más activos del mundo, un turista acabó en estado crítico tras caer al cráter.

El hecho sucedió el último miércoles, cuando el hombre de 30 años visitaba el Parque Nacional de Hawái cuando subió al barandal de metal en el mirador Steaming Bluff para observar el cráter Halemaumau, rompiendo así las reglas del parque. De acuerdo a testigos, resbaló y sufrió una caída de 21 metros. 

Sin embargo, el hombre sobrevivió y fue rescatado por los guardabosques luego de dos horas en el cráter, muy cerca de la lava.

El hombre se encuentra en estado crítico, pero estable. Presenta heridas de gravedad y ahora permanece en el Hilo Medical Center, en Hawái.

Luego de que los testigos avisaron del accidente, un helicóptero logró rescatarlo. El hombre, que sería un soldado en entrenamiento, tuvo la suerte de caer en una cornisa, lo que lo mantuvo lejos de la lava activa, de acuerdo a ABC News.

 «Los visitantes nunca deben cruzar las barreras de seguridad, especialmente alrededor de bordes de acantilados peligrosos y desestabilizados”, indicó en un comunicado el jefe de los guardabosques, John Broward.

El volcán Kilauea es uno de los más activos del mundo. Solo el año pasado destruyó cerca de 700 casas en la isla con lava y cenizas.

Si el hombre hubiera entrado en contacto con la lava, probablemente habría muerto muy rápido debido a las quemaduras. Según explicó el jefe de los guardaparques, si un cuerpo cae en esta masa, este flota debido a que tiene una densidad menor (1.000 Kilogramos por metro cúbico), mientras que la densidad de la lava viva es de unos 3.000 Kilogramos por metro cúbico.

Lo que pasa con la piel y los huesos es que al estar en contacto con una sustancia como la lava, con  una temperatura de entre 700 y 1.200 grados Celsius, se derriten lentamente hasta fundirse por completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *