Publicado en Destacado, NACIONAL.

Autoridades migratorias de Estados Unidos realizarán pruebas voluntarias de ADN cuando sus agentes sospechen que migrantes adultos afirman fraudulentamente ser padres de los menores que los acompañan tras cruzar la frontera de Estados Unidos con México.

Esta medida es adoptada porque fucionarios del Departamento de Seguridad Nacional están cada vez más preocupados de los casos de tráfico infantil en momento en que se registra un aumento en el número de familias centroamericanas que cruzan la frontera, lo que ha llevado al límite los recursos disponibles.

También incrementaron en fecha recientes la información biométrica que toman de los migrantes de 13 años o menos, como huellas dactilares, pese a las preocupaciones sobre privacidad y la política gubernamental que restringe el tipo de datos que pueden ser recabados.

Algunos funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional no precisaron el punto donde se pondrá en marcja el programa piloto de as pruebas de ADN, aunque indicaron que comenzará la semana próxima en un nivel muy restringido.

Dichas pruebas se practicarán una vez que los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, a cargo de la vigilancia en la frontera, hayan remitido los posibles casos de fraude al Servicio de Control de Inmigración y Aduanas, que llevas a cabo las tareas policiales relacionadas con migrantes en el interior del país.

Los equipo de la unidad de Investigaciones de Seguridad Nacional del ICE fueron destacados en fechas recientes en la frontera sur para cooperar en las pesquisas sobre el tráfico de personas.

La prueba de ADN consistirá en un raspado bucal con un hisopo tanto al adulto como al menor, y el resultado está listo en un par de horas. Según las fuentes, el padre hará el raspado al menor.

 

 

Fuente:Milenio/Foto:Archivo/JAC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *