Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Casi cuatro toneladas de cuernos de elefante y productos de marfil, con un valor de casi 2.9 millones de euros, fueron incinerados por autoridades de Malasia, con fin de contener su contrabando a través de esa nación del sudeste asiático.

El ministro malayo de Agua, Tierra y Recursos Naturales, Xavier Jayakumar, informó que fueron quemadas 3.92 toneladas de marfil que fueron incautadas en puertos y aeropuertos del país entre 2011 y 2017, según informó Europa Press.

«Los contrabandistas se sirven de Malasia como canal de transporte antes de enviar (el marfil) a otros países como Hong King, Vietnam y China», indicó Xavier.

Las autoridades incautaron en agosto del año pasado 50 cuernos de rinocerontes que iban a ser enviados a Vietnam, valorados en casi 12 millones de dólares.

Desde 1989 el comercio mundial de marfil de elefante fue prohibido.

 

 

 

Fuente: Notimex/doh/foto: Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *