Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

LONDRES.– Cerca de 170 millones de niños en todo el mundo, incluidos más de 2.5 millones en Estados Unidos y medio millón en Gran Bretaña, se perdieron la primera dosis de la vacuna contra el sarampión durante los últimos ocho años, abriendo la puerta a brotes globales de la enfermedad, reveló un informe de Unicef publicado el jueves.

“El terreno de los brotes mundiales de sarampión que presenciamos hoy se estableció hace años”, dijo Henrietta Fore, directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), en un comunicado. “El virus del sarampión siempre encontrará niños no vacunados”, agregó.

Unicef señaló la falta de acceso a la vacuna, la mala atención médica, la complacencia y el temor o escepticismo acerca de las vacunas en general como razones de la tendencia inquietante.

El aumento del movimiento antivacunación, cuyos miembros son conocidos como “anti-vaxxers” en Estados Unidos y el resto del mundo, puede estar relacionado con el rechazo de la vacuna, que Simon Stevens, director del Servicio Nacional de Salud de Gran Bretaña, calificó de “una grave y creciente bomba de tiempo de salud pública”.

 

Fuente: Proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *