Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El sarampión se ha vuelto una emergencia mundial. En días recientes el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Unicef, reveló que 21.1 millones de niños no se vacunan cada año contra esta enfermedad.

Ello supone, señaló en un estudio publicado el pasado miércoles, que entre 2010 y 2017 alrededor de 169 millones de menores no recibieran la primera dosis de la inoculación contra esta enfermedad.

Unicef llamó la atención sobre los nuevos brotes de esta infección en todo el mundo, de la que ya se han detectado más de 110 mil casos a nivel global en este año, un 300% más que en el primer trimestre de 2018.

Tan solo en lo que va de 2019 los casos de sarampión en el mundo se han cuadruplicado en relación al mismo periodo del año anterior, según advirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En África el aumento fue de 700%

En América Latina, países como Brasil que ostentaban el título de territorio libre de sarampión, comenzaron a reportar casos autóctonos y ya cuenta con más de mil 500 afectados.

El ministerio de Salud de Uruguay declaró el segundo caso de sarampión en una mujer que había viajado a Tailandia. Con anterioridad, se había detectado la enfermedad en otra mujer que viajaba en barco de Buenos Aires a Montevideo y fue contagiada por un ciudadano ruso.

Otros brotes se han confirmado en Argentina, después de 18 años, Colombia, Paraguay y Venezuela. Desde la OPS alegan que el regreso de la enfermedad tiene relación con los movimientos antivacunas que han tomado fuerza en los países europeos.

En 2016, un Comité Internacional de Expertos había declarado a América como la primera región del mundo libre de sarampión, y de rubéola en 2015.

Pero conoces cuales son las diferencias y qué distingue al sarampión de otras infecciones virales como la varicela y rubéola.

Sarampión

En los niños esta enfermedad inicia con fiebre alta, de 39 a 40 grados durante al menos tres días, y tiene asociada tos, mocos y una especie de conjuntivitis. Los granos del sarampión suelen afectar las palmas de las manos y las plantas de los pies, y no se blanquean cuando apretamos la piel que los rodea, de acuerdo con el sitio Guía Infantil.

Además, en el caso de sarampión no hay picor en la piel, aunque pueden aparecer manchas de color blanco en la boca, llamadas manchas de Koplik. Estas manchas suelen aparecer en el décimo día de la enfermedad y afectan la mucosa oral en la cara interna del carrillo y a nivel del segundo molar superior.

Esta enfermedad, aunque es viral, puede presentar como complicación una neumonía, aunque esto solo sucede en un pequeño porcentaje de la población infectada. En raras ocasiones afecta el sistema nervioso central.

Rubéola

En el caso de la rubéola, la fiebre no es tan alta como en el sarampión y el paciente suele presentar síntomas muy confusos como un cuadro similar a la gripa, pero sin mucosidad ni dolor muscular. También puede verse un aumento del tamaño de los ganglios linfáticos que están detrás de las orejas y en la nuca.

LLH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *