Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un nuevo ciclón, llamado Kenneth, tocó tierra el jueves por la noche en el norte de Mozambique, en la provincia de Cabo Delgado, con vientos de hasta 220 km/h, lo que equivale a un huracán de categoría 4, y dejará en los próximos 10 días el doble de lluvias de las que originó Idai el pasado mes, según la ONU.

“Se espera que traiga hasta 600 milímetros de lluvias a esta zona en los próximos 10 días, el doble de lo que recibió Beira en el mismo periodo posterior al paso del ciclón Idai el pasado mes”, informó este viernes en un comunicado el portavoz del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Herve Verhoosel.

Unas 700 mil personas están en riesgo en el norte del país, según la información de la Agencia Mozambiqueña de Gestión de Desastres (INGC), que ha estado procurando estos últimos días evacuar a la mayor gente posible de esta zona.

“Tenemos más de 36 mil familias en zonas de riesgo que comenzaron este miércoles el proceso de ser reubicadas en escuelas (consideradas refugios seguros)”, dijo la directora general de la INGC, Augusta Maita, este jueves cuando se encontraba en la zona evaluando el dispositivo para la llegada de Kenneth.

Parte de la provincia de Cabo Delgado se encuentra desde ayer sin electricidad, debido a la caída de árboles que han estropeado la infraestructura eléctrica, pero también a que en algunos casos las compañías han decidido desconectar el sistema como medida preventiva.

Kenneth tocó tierra en la ciudad de Pemba, la capital provincial, según informó la Oficina de la ONU para la Reducción de Riesgo de Desastres (UNISDR), con vientos de hasta 220 km/h y categoría 4 de una escala de 5.

Se espera que pueda causar inundaciones de hasta 5 metros, según esta misma agencia, aunque la intensidad ha bajado hoy mientras avanza por tierra hacia el sur del país.

Este ciclón llega al final de la temporada de lluvias en el país, cuando los niveles de los ríos y las presas están ya de por si elevados, por lo que se espera que con estas lluvias lleguen a su nivel máximo el próximo lunes, según la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

El riesgo de inundaciones y corrimientos de tierra es alto.

Se trata de la primera vez en la historia que dos grandes tormentas tropicales azotan Mozambique en la misma temporada, según recordó la OCHA, tras el paso el pasado 14 de marzo de Idai que ocasionó solo en este país más de 600 muertos y casi 2 millones de personas necesitadas de ayuda humanitaria.

Kenneth pasó este miércoles por las islas Comoras, donde causó tres muertos confirmados, una veintena de heridos y graves daños materiales, y fue cogiendo fuerza hasta su impacto en tierra.

Tanto Comoras como las vecinas Tanzania y Malaui están en alerta ante la posibilidad de lluvias en relación con este nuevo fenómeno meteorológico.

Mozambique se encuentra aún recuperándose de la devastación causada por Idai, considerado el peor desastre natural de la historia reciente en el sudeste de África, con más de un millar de muertos, sumados los fallecimientos en ese país (603), Zimbabue (344) y Malaui (56).

Idai tocó tierra el pasado 14 de marzo en el centro de Mozambique, arrasando casi la totalidad de la ciudad de Beira, una de las principales del país, y sus alrededores, y dejando pueblos enteros bajo el agua durante varios días.

Luego avanzó hacia Zimbabue el 15 de marzo, causando graves daños y dejando aislados pueblos y ciudades del noreste del país. Además, Idai provocó graves daños y muertes en los días anteriores a su paso por Malaui, cuando todavía era una tormenta tropical.

Decenas de miles de personas siguen desplazadas casi un mes y medio después del paso de Idai y en torno a dos millones de personas aún necesitan ayuda humanitaria, según la ONU.

 

 

 

Con información de EFE.

LLH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *