Publicado en Destacado, ESTATAL, REGIÓN SUR.

Uno de los implicados es familiar del “limpiaparabrisas” rematado en el Hospital General

Los estarían vinculando con la masacre del pasado viernes

Policías se los llevaron con violencia

 

Minatitlán. Al menos tres sujetos fueron privados de la libertad en las primeras horas de ayer miércoles, a través de un operativo encabezado por presuntos elementos ministeriales que irrumpieron dentro de dos hogares, trascendiendo que se trata de las medidas tomadas por la masacre del pasado viernes 19 de abril en la colonia Obrera.

Primeramente alrededor de las 02:00 horas, se presentaron los individuos a una vivienda de la calle Tegucigalpa, en la colonia Nueva Mina Norte; de allí sacaron a Jesús Vázquez Rodas y David López Morales, de 48 y 49 años, identificados como albañiles y de parentesco cuñados.

Para tal acción, con un arma larga violaron las chapas de la puerta, por lo que ubicaron a los hoy desaparecidos y procedieron a subirlos a una camioneta color blanco de batea.

Relataron los familiares de las personas, que la operación no tardó más de 10 minutos, trasladándose de esa manera el grupo armado al callejón Mata Garrapata 17 interior esquina San Salvador de la misma colonia, donde causaron desorden y destrozos.

Indicaron los afectados que allí tumbaron un portón de lámina y por la fuerza se llevaron al albañil Miguel Ángel Morgan Lara, de 50 años, familiar del limpiaparabrisas Erick Utria Cruz de 27 años, asesinado a balazos el pasado sábado 9 de marzo cuando convalecía en una cama del Hospital General de Minatitlán (HGM) hasta donde llegó un comando armado para rematarlo luego de una primera agresión que habían cometido horas antes.

Subrayaron las fuentes que los supuestos policías buscaban droga y armas dentro de la casa, logrando llevarse mil pesos, según citaron, resultado de la venta de dulces y chicles que el resto de la familia comercializa en los cruceros.

Cabe señalar que en esta última casa, radicaba el también limpiaparabrisas Iván Alexis Utria Cruz, de 16 años, reportado como privado de la libertad el pasado sábado 2 de marzo del año en curso, cuando acomodaba autos en la zona de antros de la avenida Justo Sierra, y el cual semanas previas al hecho fue exhibido robando con arma de fuego en mano en un establecimiento de la ciudad.

Las primeras hipótesis permiten saber que las detenciones fueron parte de los resultados de las “investigaciones” luego de la masacre de 13 personas ocurrido al interior de la palapa “Los Potros”, de la colonia Obrera, escenario que terminó de consternar por el deceso de un niño de un año.

Dicho ataque presuntamente consumado por la guerra entre dos carteles de la droga, dejó mal herido a cuatro personas que esa noche festejaban el cumpleaños de una dama en medio de un convivio familiar.

 

Con información de OMAR VÁZQUEZ VALENCIA de ContactoInformativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *