Publicado en Destacado, NACIONAL.

En México, el consumo de carne procesada está normalizado y continúa al alza. En 2017, el consumo anual por persona de estas carnes rojas procesadas aumentó a 8.6 kilos, cuando en 2011 se encontraba esta cifra en 7.8 kilos.

El problema es que, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Oxford e incluso advertencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), incluso un mínimo consumo de productos como el jamón o la salchicha aumenta considerablemente el riesgo de padecer cáncer.

El estudio fue publicado esta semana en la revista académica International Journal of Epidemiology y fue financiado por la organización no gubernamental Cancer Research.

En él, científicos especializados analizaron los hábitos de consumo de carnes rojasprocesadas de medio millón de personas entre 2006 y 2010, para después evaluar la evolución de su salud. Las personas estudiadas se suscribieron voluntariamente al proyecto UK Biobank.

Los resultados indicaron a los investigadores que las personas que consumían 76 gramos diarios de carnes procesadas, lo que equivale a tres rebanadas de jamón, tenían un 20 por ciento más de probabilidades de desarrollar cáncer colorrectal.

El estudio señaló que 40 de cada diez mil personas que formaban parte del estudio y que consumían al menos 21 gramos de jamón, salchichas u otro tipo de carne procesada fueron diagnosticadas con cáncer.

Sobre esta plataforma, Cancer Research estimó que 5,400 casos de cáncer de colon de los 42 mil registrados anualmente en Inglaterra podrían evitarse si se controla el consumo de carne procesada.

Cancer Research señaló también que en la carne procesada, la técnica de ahumado, la sal, conservadores y altas temperaturas de cocción son factores cancerígenos.

El gobierno del Reino Unido ha tomado algunas medidas que incluyen sugerenciassobre el consumo de carne roja.

El Departamento de Salud y Social (DHSC) sugiere que cualquier persona que coma más de 90 gramos de carne roja o procesada al día debe intentar recortar su consumo a menos de 70 gramos.

El estudio realizado por Oxford también halló que aquellos que bebían alcohol de forma regular o en exceso tenían un riesgo incrementado del 24 por ciento de ser diagnosticados con cáncer colorrectal.

 

Con información de The Guardian

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *