Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El Maratón de Boston, en su edición 123, dejó grandes historias, una de ellas es la de Micah Herndon, quien cruzó la línea de meta con un último esfuerzo sobre sus manos y rodillas.

El competidor avanzó lentamente hasta culminar el trayecto, debido a que su cuerpo ya no daba para más.

Los voluntarios estaban cerca de él, y los presentes le aplaudían y mostraban su apoyo hasta que cruzó la línea de meta, donde una silla de ruedas ya lo esperaba para llevarlo a recibir atención médica.

Herndon, originario de Ohio, terminó el Maratón en un tiempo de tres horas con 40 minutos.

 

 

Fuente: Milenio/atf/Foto: Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *