Publicado en Destacado, NACIONAL.

Los ingresos del gobierno federal por concepto de Impuesto al Valor Agregado (IVA) han sufrido una caída en los primeros dos meses de año; mientras que el gasto programable también ha descendido en el mismo periodo.  Ante la disminución de la recaudación del IVA el gobierno ha mantenido su austeridad, lo que ha ocasionado que dependencias ejercieran 45 por ciento menos recursos tan solo en el mes de febrero. Entre las secretarías más afectadas por el recorte presupuestal se encuentran la del Bienestar y Sedatu. Cabe señalar que esta es la tercera vez que el gobierno de Andrés Manuel Lípez Obrador baja el gasto en el sector público.

 

Fuente: El Economista/atf/Foto: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *