Publicado en Destacado, ESTATAL.

Veracruz, Ver.- Un hombre que fue detenido por elementos de la Fuerza Civil, apareció muerto en el Servicio Médico Forense de Xalapa, por lo que sus familiares reclaman una ejecución extrajudicial.

Se trata de Isaac Alejandro Rivera Pérez, quien fue detenido en un operativo de la Fuerza Civil el pasado miércoles en el municipio de Úrsulo Galván.

Su esposa, Roxana Contreras dijo que en fotografías que circularon de los hechos por la misma Secretaría de Seguridad Pública, su marido aparece con vida.

Incluso, mostró fotografías en las que se ve claramente que va esposado y está vivo; sin embargo nunca fue puesto a disposición de ninguna autoridad y este jueves por la noche, apareció muerto en el Semefo.

“Hay fotos, donde aparece esposado porque él tiene un tatuaje con la forma de una cruz, y en las fotos se observa a un detenido con ese mismo tatuaje”.

Al respecto, la mujer narró que su esposo, salió de su casa a trabajar temprano y cerca del mediodía llamó a su mujer para informarle que al llegar a Cempoala hubo un enfrentamiento y efectivos de la Fuerza Civil se lo llevaban detenido.

La madre de dos pequeñas niñas, una de seis meses y otra de seis, dijo que fue claro que hubo una ejecución extrajudicial de su familiar, pues en las fotografías aparece con vida y ahora, le notificaron que está muerto.

El comunicado oficial de la SSP decía lo siguiente:
Este miércoles, elementos de la Fuerza Civil abatieron a tres presuntos delincuentes, en respuesta a un ataque armado ocurrido en la localidad El Dorado, municipio de Úrsulo Galván. Asimismo, un individuo resultó herido, por lo que fue trasladado a un hospital.

Los hechos se registraron cuando los efectivos identificaron a un hombre armado que, al verse sorprendido, se introdujo en una vivienda, desde la cual fueron agredidos.

Al arribar personal ministerial al inmueble, aseguraron nueve armas largas y una corta; tres armas cortas de postas; 18 cargadores para armas largas abastecidos con 30 cartuchos cada uno; una caja con 17 cartuchos útiles calibre 45 mm; siete chalecos balísticos; cuatro bolsas con cartuchos .223; una caja con cartuchos 38 súper; tres esposas metálicas; tres cascos Kevlar; un par de rodilleras, un radio portátil y una camisola verde con las siglas CJNG.

También, tres camionetas: Ford Ranger, Dodge Journey y Toyota RAV4, y cuatro motocicletas: dos marca Vento, una Italika y otra Yamaha. Ninguno de los vehículos cuenta con reporte de robo.

En estricto apego a la ley, lo asegurado fue puesto a disposición de la Fiscalía General de República, encargada de las averiguaciones pertinentes.

La acción forma parte del programa “Unidos para la Construcción de la Paz”, en el cual participan las secretarías de la Defensa Nacional, Marina-Armada de México y Seguridad Pública, junto con la Policía Federal. (LOS EDITORES).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *