Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La migración del quinto planeta hacia el interior a través del Sistema Solar hasta su posición actual tomó 700 mil años

México.- Una nueva investigación elaborada por científicos de la Universidad de Lund, Suecia, sugiere que Júpiter se formó cuatro veces más lejos del Sol que su órbita actual.

La migración del quinto planeta hacia el interior a través del Sistema Solar hasta su posición actual tomó 700 mil años, el cual inició 2 o 3 millones de años después de que comenzara su vida como un asteroide de hielo lejos del “astro rey”.

“Esta es la primera vez que tenemos pruebas de que Júpiter se formó muy lejos de dicha estrella y luego migró a su órbita actual”, dijo la autora principal del estudio, Simona Pirani.

La también estudiante de doctorado en astronomía de esa casa de estudios, señaló que la evidencia del viaje se basa en un análisis de asteroides troyanos que orbitan cerca de ese planeta.

De acuerdo con la Universidad de Lund, se sabe que los “gigantes gaseosos” alrededor de otras estrellas a menudo están ubicados muy cerca del Sol y que según la teoría aceptada, estos mundos gaseosos se formaron lejos para después migrar a una órbita más cercana a éste.

En la investigación, los científicos usaron simulaciones de computadora avanzadas para comprender de mejor forma el viaje de Júpiter a través del Sistema Solar hace casi 4.500 millones de años. En ese momento no era más grande que la Tierra.

Los troyanos consisten en dos grupos de miles de asteroides que residen a la misma distancia del Sol que Júpiter, pero orbitan delante y detrás del planeta de manera respectiva.

La clave para comprender la migración de ese planeta fue que tiene cerca de 50 por ciento más troyanos al frente que detrás.

Mediante las simulaciones por computadora, los especialistas determinaron que la asimetría actual sólo pudo ocurrir si Júpiter se formó cuatro veces más allá en el Sistema Solar.

Las simulaciones arrojaron que los asteroides se formaron cuando era un planeta joven sin atmósfera de gas, esto abriría la posibilidad de que los troyanos están hechos de material similar al que formó su núcleo.

Los autores del estudio también consideran que Saturno, Urano y Neptuno podrían haber migrado de manera similar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *