Publicado en Destacado, NACIONAL.

El primer juego de los Diablos Rojos del México en su nueva casa, el estadio Alfredo Harp Helú, también trajo consigo la primera bronca.

Después del partido entre el equipo escarlata y una escuadra de prospectos de los Padres de San Diego, un aficionado y su acompañante golpearon a un elemento de la policía bancaria, quien no les permitió orinar en una de las escaleras del inmueble.

Los miembros de seguridad y los aficionados caminaban hacia la salida cuando uno golpeó con la cabeza a un policía. Ambos terminaron hasta el final de las escaleras, donde el aficionado siguió golpeando al policía.

En Twitter circula un par de videos de la pelea.

 

Fuente: El UNiversal/atf/Foto: Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *