Publicado en Destacado, ESTATAL, REGIÓN SUR.

Ana continúa luchando por su vida, luego de haber sido víctima de una agresión al recibir dos balazos presuntamente ejecutados por su esposo.

Luego de haber sido trasladada de Minatitlán al Hospital General de Veracruz, los médicos siguen dando atención a la joven de 27 años, pues según familiares la noche de ayer sufrió un paro respiratorio, sin embargo, gracias a la intervención de los médicos pudo salvarse.

En las próximas horas será nuevamente intervenida por los problemas que presenta en el aparato digestivo debido a una de las balas que perforó su intestino.

La familia de Ana pide el apoyo a la población pues se requiere donadores de sangre.

“Cualquier tipo de sangre, es para reponer la que le están poniendo, es la cama 5. Hoy tenemos todo el día para reponerla mañana”, dijo la tía de Ana.

La agresión se registró el pasado 9 de marzo y desde el lunes 11 se encuentra internada en el área de terapia intensiva del Hospital General de Veracruz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *