Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El niño estaba jugando afuera en una granja cuando se cortó la frente en 2017, sus padres le limpiaron la herida y la cosieron en su casa, lo que desató la enfermedad 

Oregon, Estados Unidos.- Un niño de 6 años no vacunado de Oregon requirió un tratamiento que costó más de 800 mil dólaresdespués de que le diagnosticaron tétanos en el primer caso de la enfermedad en el Estado en 30 años, según un informe.

El niño estaba jugando afuera en una granja cuando se cortó la frente en 2017. Sus padres le limpiaron la herida y la cosieron en su casa.

6 días después, el niño lloró cuando su mandíbula se endureció, sus extremidades experimentaron espasmos involuntarios y su cuello y espalda comenzaron a arquearse. Más tarde ese día, el niño comenzó a tener dificultad para respirar y sus padres llamaron a los servicios de emergencia.

El niño fue trasladado por aire a un centro médico donde posteriormente se le diagnosticó tétanos.

El menor estaba conciente y pidió agua, pero no pudo abrir la boca», señala el informe.

El CDC dijo que al joven paciente se le administró inmunoglobulina antitetánica junto con una vacuna para la difteria, los toxoides tetánicos y la tos ferina acelular (DTaP). También tuvo que ser sedado debido a los espasmos y se le colocó un tubo en la tráqueapara ayudarlo a respirar.

En el hospital, el niño fue colocado en una habitación oscura con una mínima estimulación y se le dieron tapones para los oídosporque la estimulación pareció empeorar sus espasmos.

Durante su tratamiento, el cuello y la espalda del niño empeoraron, desarrolló hipertensión o presión arterial alta, y su temperatura corporal se elevó a 40.5 grados. La temperatura promedio del cuerpo es de 36 a 37 grados.

En total, el niño tuvo que pasar aproximadamente 8 semanas en el hospital y luego otras 17 en un centro de rehabilitación antes de poder reanudar sus actividades normales, como andar en bicicleta y correr.

El CDC observó que los gastos por su tratamiento totalizaron  811 mil 929 dólares, excluyendo el transporte aéreo, la rehabilitación de pacientes hospitalizados y los costos de seguimiento ambulatorio.

Aunque los médicos revisaron los riesgos y beneficios de la vacunación contra el tétanos con la familia del niño, se negaron a darle una segunda dosis de DTaP y otras inmunizaciones recomendadas, según el informe.

Losespecialistas agregaron que el uso generalizado de vacunas contra el tétanos ha provocado una disminución del 95 por ciento en el número de casos de tétanos y una disminución del 99 por ciento en el número de muertes relacionadas con la enfermedad desde 1940.

Las personas no son vacunadas o son vacunadas inadecuadamente tienen riesgo de contraer tétanos, independientemente de su edad», señala el informe.

La agencia de salud dijo que las personas que contraen tétanos no son inmunes a él en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *