Publicado en Destacado, NACIONAL.

Las Secretarías de Salud (Ssa) de los Estados cargan desde 2007 deudas por 45 mil 692 millones de pesos a proveedores, nómina y terceros institucionales, tal es el caso del ISSSTE.

Los Estados del sureste con los que la Ssa federal piensa dar inicio la centralización de servicios, es decir Chiapas, Veracruz, Oaxaca, Guerrero, Yucatán, Tabasco y Campeche, además del Estado de México y Sinaloa, suman el 86 por ciento de esos pasivos.

Según el diagnóstico de la Ssa, la mayoría de los pasivos provienen del sexenio pasado, particularmente entre 2016 y 2018.

Quintana Roo, también considerado en el primer bloque de la centralización, está entre las entidades con menor deuda, con 31 millones de pesos, mientras que Guanajuato, Hidalgo y Querétaro no presentan adeudos.

Consultado al respecto, Pedro Flores, titular de la Unidad de Administración y Finanzas de la Secretaría de Salud, detalló que los adeudos de los Estados son principalmente con proveedores de servicios.

“Servicios de limpieza, de alimentos, generales, de mantenimiento a equipo. Hay adeudos viejísimos”, indicó el funcionario en entrevista.

Confirmó que la deuda atrasa los planes federales de centralización de servicios de salud y lo urgente es avanzar en institucionalizar el pago de la nómina integrada.

Los recursos se hacen llegar a través del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA) y de ahí se debe cubrir la nómina.

Los pasivos de las entidades equivalen a la mitad de los 93 mil millones de pesos que en 2018 se asignaron al FASSA y que equivalen a casi 21 por ciento del gasto en atención a salud.

“Entonces lo que actualmente hacen es que utilizan lo del FASSA para muchas cosas diferentes a sueldos. Imposible que alcance. Está tremendo”, indicó.

Para Flores Jiménez, en algunos Estados la centralización será más complicada, como en Chiapas, Veracruz y Oaxaca por el tamaño de la deuda.

“El dinero tiene que salir de algún lado. En este caso es el FASSA. Si se les entrega a los Estados, a los que más adeudan por ejemplo, 10 pesos, pues una parte de ellos lo tienen que usar para pagar sus adeudos; ir haciendo un plan de pago”.

Actualmente, entidades como Baja California Sur y Sinaloa enfrentan procesos jurídicos heredados de administraciones anteriores mientras que Chiapas debe salarios, enfrenta un déficit anual por bonos estatales y por 6 mil 418 plazas y Chihuahua debe 89.3 millones al ISSSTE.

 

Fuente: Reforma/atf/doh/Foto: Archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *