Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Equipos de emergencia acudieron al llamado de unos vecinos en el pequeño pueblo alemán de Bensheim. ¿Su misión? Rescatar a una rata que se quedó atorada en la coladera. Así es, una rata.

El elemento del departamento de rescate animal tuvo que contactar al cuerpo de bomberos para levantar una tapa de registro en la vía pública.

El problema es que una rata gorda estaba atorada entre los agujeros de la coladera, pero había que empujar al roedor desde el otro lado para no lastimar al animal.

“Tenía bastante flacidez por el invierno y se atoró rápidamente en su cadera, no había ningún avance ni retroceso, dijo Michael Sehr a medios locales. “Incluso los animales que son detestados por muchos merecen respeto.

Una vez liberada, el rescatista puso a la rata de vuelta en la alcantarilla. El momento quedó capturado en video y fotos, las cuales fueron compartidas en Facebook, incluyendo un dibujo de agradecimiento de parte de la niña que vio primero la rata en la coladera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *